Universilibros

Mi Carro ( libros)
Total: 0

Hay en tu carro

Carro Vacío
Libro: El origen de la desigualdad entre los hombres - Autor: Jean-jacques Rousseau - Isbn: 9509546178

El origen de la desigualdad entre los hombres

Precio de venta con descuento
Descuentos Universilibros
20%
Descuento
Antes:
COP
$ 41.000
Ahora:
COP
$ 32.800
DescuentoCOP $ -8.200
Precio / kg:
Envío Gratis
*Para compras superiores a $149.900. Sólo Colombia
Editorial:
Isbn:
950-9546-17-8
Formato:
/
Libro
Terminado:
Rústico
Año:
2013
Páginas:
127
Tamaño:
20 x 14 cm.
Peso:
0.5000 Kg.
Edición:
Primera
Libro
Temas:
/
Filosofía
Filosofía
Detalles Adicionales
Autor(es)
Reseña
Autor Jean-jacques Rousseau
Jean-jacques Rousseau

Fue un polímata suizo francófono. Fue a la vez escritor, pedagogo, filósofo, músico, botánico y naturalista, y aunque definido como un ilustrado, presentó profundas contradicciones que lo separaron de los principales representantes de la Ilustración, ganándose por ejemplo la feroz inquina de Voltaire y siendo considerado uno de los primeros escritores del prerromanticismo.

Sus ideas imprimieron un giro copernicano a la pedagogía centrándola en la evolución natural del niño y en materias directas y prácticas, y sus ideas políticas influyeron en gran medida en la Revolución francesa y en el desarrollo de las teorías republicanas, aunque también se le considera uno de los precursores del totalitarismo; incorporó a la filosofía política conceptos incipientes como el de voluntad general (que Kant transformaría en su imperativo categórico) y alienación. Su herencia de pensador radical y revolucionario está probablemente mejor expresada en sus dos frases más célebres, una contenida en El contrato social, «El hombre nace libre, pero en todos lados está encadenado», la otra, presente en su Emilio, o De la educación, «El hombre es bueno por naturaleza».

Ver todos los titulos de este autor

El origen de la desigualdad entre los hombres, es una pieza clave en el universo rousseauniano y sigue siendo el tema a conquistar en las aspiraciones democráticas. Es evidente que intenta ser la contrapartida de un escrito anterior sobre las ciencias y las artes y su aporte a la humanidad, y refrendar contra viento y marea el tema de la exaltación del pueblo y la fuerza del ideal revolucionario; con lo cual se instala en el podio de la revolución permanente, y del espíritu romántico que viene a la zaga de las exaltaciones racionalistas del revolucionarismo francés. Vale su relectura y encontrarnos de nuevo con este espíritu inclaudicable en los principios, aunque paradojalmente su vida privada estuviera lejos de asumir éticamente estos preceptos.