tr?id=125032521476246&ev=PageView&noscript=1 Libro: Cuatro buenas razones para eliminar la televisión | Autor: Jerry Mander | Gedisa Editorial | Universilibros | Librería Virtual
Universilibros
Mi Carro ( libros)
Total: 0

Hay en tu carro

Carro Vacío
Libro: Cuatro buenas razones para eliminar la televisión  - Autor: Jerry Mander - Isbn: 9788497844994

Cuatro buenas razones para eliminar la televisión

Precio de venta con descuento
etiqueta Libro: Cuatro buenas razones para eliminar la televisión | Autor: Jerry Mander | Gedisa Editorial | Universilibros | Librería Virtual10%
Precio
Antes:
COP
$ 39.000
Ahora:
COP
$ 35.100
Descuento
COP
$ 3.900
Precio / kg:
Editorial:
Autor:
Isbn:
9788497844994
Formato:
/
Libro
Terminado:
Tapa Blanda
Año:
1981
Páginas:
348
Tamaño:
15 x 22 cm.
Peso:
0.4200 Kg.
Edición:
Primera
Reimpresión:
Primera 2004
Libro
Detalles Adicionales
Autor(es)
Reseña
Índice

“Cuando enciendo la televisión, después de un rato tengo la sensación de que las imágenes están siendo vertidas en mí y que no hay nada que yo sea capaz de hacer al respecto”. Con estas palabras Jerry Mander describe la forma en que la televisión hace prevalecer su propio ritmo visual e impone pasividad al espectador. Éste es un libro escrito por un profesional que ha trabajado mucho tiempo en la industria televisiva, que conoce sus entresijos y que ahora se ha convertido en uno de los críticos más importantes de este medio. En sus páginas el autor no sólo ofrece un estudio detenido de la forma en que las empresas y la programación televisivas afectan a nuestra sociedad y a nuestros hábitos, sino también ofrece líneas novedosas y creativas que apuntan a hacer de la televisión un medio de comunicación más democrático.

Los aciertos de Mander en su análisis del papel central de la televisión en la aceleración del consumo y de su dependencia del mercado se deben a su consideración de la tecnología como ideología. Ésta no cambia a pesar de las sofisticadas innovaciones digitales la seducción de la interactividad. Sobre la base de si amplia experiencia y de una cuidadosa investigación de los diversos aspectos del medio, el autor combina el análisis de los efectos cotidianos de la televisión con las advertencias acerca de los efectos dañinos que pueden ocasionarnos el abuso de la luz artificial, la manipulación de las imágenes y el siempre temido control de las conciencias- El resultado es un libro de denuncia, único en su género.

Prefacio a la segunda edición española

La globalización de la propiedad de los medios de comunicación

La vida televisiva

La televisión en la región ártica

El poder especial de la publicidad

Reformas y alternativas

El papel de Internet

Pasos hacia un medio de comunicación más democrático

 

Introducción

I. El vientre de la bestia

Publicitario fracasado

Atrapado por los años sesenta

La sustitución de la experiencia

La unificación de la experiencia

II. La guerra por el control de la máquina de la unidad

Una vuelta a los años cincuenta

El estilo supera al contenido

Televisión en Black Mesa

La ilusión de una tecnología neutral

Antes de las argumentaciones: un comentario sobre el estilo

La primera buena razón

LA MEDIATIZACIÓN DE LA EXPERIENCIA

III. La compartimentación de la conciencia

Entornos mediatizados

Entornos insensibilizantes

Habitaciones dentro de las habitaciones

IV. La expropiación del conocimiento

Educación directa

Educación de motel

V. A la deriva en el espacio mental

Ciencia ficción y realidad arbitraria

Ocho condiciones ideales para el florecimiento de la autocracia

Filosofía popular y realidad arbitraria

La esquizofrenia y el aparato de influir 

 

La segunda buena razón

LA COLONIZACIÓN DE LA EXPERIENCIA

VI. Publicidad: el ferrocarril de ancho de vía estándar

La creación de “valor” Desarrollar de nuevo al ser humano

La gente-mercancía

Rompiendo la barrera de la piel

La necesidad inherente de crear necesidad

La recompra de nosotros mismos

El sistema de distribución del sistema de distribución

VII. La centralización del control

Crecimiento económico y consumo patriótico

La teoría del escurrimiento

Los beneficiarios de la fantasía publicitaria

El efecto sobre los individuos

Fallos en la fantasía

La depresión no terminó nunca

La dominación del aparato de influir

 

La tercera buena razón

LOS EFECTOS DE LA TELEVISIÓN SOBRE EL SER HUMANO

VIII. Informes anecdóticos: descompuestos, chiflados e hipnotizados

El fenómeno invisible

El desdibujamiento de lo humano

Tacto artificial e hiperactividad

La televisión es ausencia de sensorialidad

IX. La ingestión de la luz artificial

Salud y Luz

Del aire libre a los interiores

Buscando la luz

Investigación seria

X. Cómo la televisión oscurece la mente

Hipnosis

La televisión, un rodeo para evitar la conciencia

La televisión es como las técnicas para aprender durmiendo

La televisión no es relajante

XI. Cómo nos convertimos en nuestras imágenes

Los humanos somos fábricas de imágenes

El poder concreto de las imágenes

De la metafísica

Emulación de la imagen: ¿Somos todos grabaciones de vídeo?

Imitación de los medios

XII. La sustitución de las imágenes humanas por la televisión

La supresión de la imaginación

La credibilidad intrínseca de todas las imágenes

Toda la televisión es real

La prueba científica

La irresistibilidad de las imágenes

 

La cuarta buena razón

LAS DESVIACIONES E INCLINACIONES TENDENCIOSAS INHERENTES A LA TELEVISIÓN

XIII. La pérdida de información

Desviación tendenciosa contra lo excluido

Imágenes manipuladas: desviación tendenciosa contra la sutileza

La desviación que nos aleja de lo sensorial

XIV. Imágenes desconectadas de si fuente

La eliminación “aura”

La tendencia hacia la muerte

Separación del tiempo y lugar

Condensación del tiempo: la tendencia a desviarse de la precisión

XV. La excepcionalidad artificial

La atracción instintiva de lo extraordinario

La tendencia a que la técnica sustituya al contenido

A favor de una actitud de “extrañamiento” frente a la televisión

La tendencia hacia los contenidos excepcionales rumbo a las cumbres, lejos de los valles

XVI. La borra que pasa el filtro

Treinta y tres desviaciones intrínsecas misceláneas

 

Apéndice

PENSAMIENTOS IMPORTANTES

XVII. El tabú de la televisión