Universilibros
Mi Carro ( libros)
Total: 0

Hay en tu carro

Carro Vacío
El viajero de los pies de oro - Gerardo Rivera - 9589726151

El viajero de los pies de oro

Precio de venta con descuento
Descuentos Universilibros10%
Precio
Antes:
COP
$ 12.000
Ahora:
COP
$ 10.800
DescuentoCOP $ -1.200
Precio / kg:
Editorial:
Isbn:
958-97261-5-1
Formato:
Terminado:
Rustico
Año:
2003
Páginas:
120
Tamaño:
14 x 21 cm.
Peso:
0.5000 Kg.
Edición:
PRIMERA
Temas:
Detalles Adicionales
Reseña
Índice

La poesía, más que una manera de escribir, es una manera de sentir. El lector encontrará en este libro que el autor se dedica a los atardeceres, a sus gatos y a escribir unos poemas extrañamente metafísicos. El lector encontrará en este libro que el autor se dedica a los atardeceres, a sus gatos y a escribir unos poemas extrañamente metafísicos.

Contenido

Prólogo


William Ospina

Arriba

Creo en ti

Gúdula

Lluvia

No iré hacia ti olvido

Mar amarillo

Maturín con Carabobo

Si alguien

Parga, Grecia, El Olivar

Para uno que se fue

Parque

Una canción de Jethro Tull para Charlie Pineda

Yo no podría

Viajero

Yo sé por qué

Y cuando alguien viene…

¿A quién esperas?

Míster

Vuelas Magritte

Para que tu nube nos toque

Para mí no has ardido lo bastante

Y luego colocas fuego y silencio

No ser

Lo que nunca sabrás

Para mí empiezas con la estrella

Nadie sino la lluvia

Sueño en el jardín de los músicos

Como una música

Si te llegara a mirar

Jardín

La noche de los tamarindos

Mientras teje la muralla

Es el sol en ti perfecto

Hacia el sol desnudo

La noche delicada

Tú que fuiste el mar

La resplandeciente limosna de una llave

El que se ha despedido

Budapest

Puente

Canción del prisionero por el sueño

Hay un guante para la tristeza

Al lado de la eternidad

De sombra estás hecho

Los ausentes, los dormidos

El día que llega

Actor

Desde el abrazo de la negación

Corazón verde despierto

Venidas del paraíso

Destino del viajero

Ven silencio

Todo tiene alma

De nunca cumplida cosechas

Donde antes

La soledad la luna

Hacia las ruinas de la eternidad

Tú servirás su comida

Meninas

Había una vez

Una mente hermosa

No vayas a herirme

Al pie de la puerta del desaparecer

A veces nos alcanza el amor

Yo sé que no existes

Paraíso perdido

Como algo que se apaga

Esto no es aquí

Almuerza sola

Tú conoces mi amor por ti

El insoportable error

Nuestra casa se ha marchado

Ya ni siquiera somos

El día se despierta

Algo

L’Hiver

Es sólo la ausencia de la tarde anterior