Universilibros
Mi Carro ( libros)
Total: 0

Hay en tu carro

Carro Vacío
Producción de semilla garantizada de ajo - Hugo Escobar - 9587251036

Producción de semilla garantizada de ajo

Precio de venta con descuento
Descuentos Universilibros10%
Precio
Antes:
COP
$ 25.000
Ahora:
COP
$ 22.500
DescuentoCOP $ -2.500
Precio / kg:
Isbn:
958-725-103-6
Formato:
Terminado:
Rustico
Año:
2012
Páginas:
56
Tamaño:
22 x 28 cm.
Peso:
0.5000 Kg.
Edición:
PRIMERA
Índice
Revista
Temas:
/
Agronomía y Agropecuario
Ajo-cultivo.Biotecnología
Detalles Adicionales
Autor(es)
Reseña
Autor Hugo Escobar
Hugo Escobar

Profesional especializado en horticultura intensiva en campo abierto e invernadero con experiencia en la elaboración de proyectos de desarrollo tecnológico y actividades de gestión y administración. A nivel técnico es especialista en el cultivo de tomate en condiciones de invernadero, y en otros cultivos como lechuga, zanahoria, pimentón, cucurbitáceas (pepino) y coles (brócoli, repollo, coliflor) en invernadero y en campo abierto; especialmente en las áreas de fertilización, hidroponía y prácticas de manejo de cultivos. Especialista y consultor en la implementación de Buenas Prácticas Agrícolas (GlobalGAP) en frutas, hortalizas y flores.

Ver todos los titulos de este autor

El ajo pertenece al género Allium que comprende algunas de las plantas cultivadas más antiguamente por el hombre. La historia conocida del ajo se remonta a 5.000 años antes de Cristo; en tiempos de los faraones, los trabajadores de las pirámides de Egipto lo consumían en grandes cantidades porque consideraban que este les daba fuerzas y poder para soportar las fatigas. En la actualidad, el consumo mundial y nacional de ajo ha crecido gracias a la valorización de sus cualidades como condimento, para potenciar y enriquecer el aroma y sabor de alimentos y por sus numerosas propiedades medicinales, la mayoría comprobadas científicamente. Problemas de orden técnico y económico han causado la reducción del área nacional cultivada y por lo tanto se han estimulado fuertemente las importaciones de ajo. Además, las actuales enfermedades, la carencia de nuevas variedades que sean tolerantes a nuestros problemas patológicos y que tengan una calidad por lo menos similar a las conocidas en otros países, adicionadas a la sobreabundante y barata producción de ajo chino que inunda los mercados mundiales, han desestimulado la siembra y producción en Colombia.