Universilibros
Mi Carro ( libros)
Total: 0

Hay en tu carro

Carro Vacío
La donación Manuel Hernández - Facultad de Bellas Artes - 9789589029954

La donación Manuel Hernández

Precio de venta con descuento
Descuentos Universilibros10%
Precio
Antes:
COP
$ 50.000
Ahora:
COP
$ 45.000
DescuentoCOP $ -5.000
Precio / kg:
Isbn:
978-958-9029-95-4
Formato:
/
Libro
/
Gran Formato
Terminado:
Pasta Dura
Año:
2007
Páginas:
131
Tamaño:
22 x 28 cm.
Peso:
0.5000 Kg.
Edición:
PRIMERA
Índice
Libro
Gran Formato
Temas:
/
Artes
Detalles Adicionales
Autor(es)
Reseña

La donación del maestro Manuel Hernández a la Universidad es un acto generoso con el alumnado, la academia y la ciudad de Bogotá. Es también una prueba de confianza que impulsa y dinamiza la labor educativa en el mundo de las artes plásticas y abre las compuertas para que cada estudiante tenga la oportunidad de acercarse al mundo de la creación y de la imaginación como un camino complementario en su formación cultural. Se recibe este legado como una lección de honor, como una entrega ejemplar que muestra las vías, los gestos, las virtudes y la actitud civilizada que aportan en la construcción de un país. Bienvenidos sus dibujos, en los que se evidencia la lectura directa que existe entre la mano y el pensamiento. Obras de arte en las que el Maestro da fe de un oficio que enfrenta de muchas formas y con variadas técnicas, porque, en su vida, la creación ha girado entre la investigación y la experimentación. Su contundencia refleja, también, las eternas variaciones del lenguaje que indaga las posibilidades de la geometría y la abstracción. Manuel Hernández plasma un mundo de formas minimalistas que se mueven, se integran, se unen y se contradicen al transformarse en complejidad artística. Esta donación es una enseñanza de vida, porque a Manuel Hernández le interesa que se conozcan las batallas de un artista y se comprenda que perseverar en la vocación sólo es posible con fuerza de espíritu, constancia y dedicación. Por eso entrega también parte de sus bocetos, ejercicios desprevenidos que muestran los vasos comunicantes y las mil búsquedas en la creación de una obra artística. Con este bondadoso gesto, el Maestro deja sembrada la enorme semilla con la que se inicia el acervo del Museo de Arte Visuales de la Universidad Jorge Tadeo Lozano y que abre posibilidades culturales y educativas que estimularán a docentes y discentes. Se trata de un acto tan generoso que, por su magnitud, cualquier forma de agradecimiento es insuficiente. Más que 160 dibujos y 80 bocetos, el maestro Manuel Hernández entrega su trabajo, su investigación, su disciplina, su talento, sus sueños y sus realizaciones de 55 años de vida artística. Se recibe este legado como una lección de honor, como una entrega ejemplar que muestra las vías, los gestos, las virtudes y la actitud civilizada que aportan en la construcción de un país. Bienvenidos sus dibujos, en los que se evidencia la lectura directa que existe entre la mano y el pensamiento. Obras de arte en las que el Maestro da fe de un oficio que enfrenta de muchas formas y con variadas técnicas, porque, en su vida, la creación ha girado entre la investigación y la experimentación. Su contundencia refleja, también, las eternas variaciones del lenguaje que indaga las posibilidades de la geometría y la abstracción. Manuel Hernández plasma un mundo de formas minimalistas que se mueven, se integran, se unen y se contradicen al transformarse en complejidad artística. Esta donación es una enseñanza de vida, porque a Manuel Hernández le interesa que se conozcan las batallas de un artista y se comprenda que perseverar en la vocación sólo es posible con fuerza de espíritu, constancia y dedicación. Por eso entrega también parte de sus bocetos, ejercicios desprevenidos que muestran los vasos comunicantes y las mil búsquedas en la creación de una obra artística. Con este bondadoso gesto, el Maestro deja sembrada la enorme semilla con la que se inicia el acervo del Museo de Arte Visuales de la Universidad Jorge Tadeo Lozano y que abre posibilidades culturales y educativas que estimularán a docentes y discentes. Se trata de un acto tan generoso que, por su magnitud, cualquier forma de agradecimiento es insuficiente.