Universilibros
Mi Carro ( libros)
Total: 0

Hay en tu carro

Carro Vacío

¿Porqué es tan difícil leer a Gabo?

Escrito por
Publicado en Autores
Visto 301 veces
10
Mar
2020

En el libro 'El olor de la guayaba', donde Gabriel García Márquez es entrevistado por el periodista Plinio Agudelo Mendoza, el destacado escritor colombiano apunta que una de sus amigas soviéticas descubrió una mujer de edad bastante mayor reescribiendo a mano el libro de Cien Años de Soledad.


Gabo comenta que dicha mujer logró completar la copia de manera completa y que su amiga, al preguntar el por qué lo hacía, recibió como respuesta: «Porque quiero saber quién es en realidad el que está loco: si el autor o yo, y creo que la única manera de saberlo es volviendo a escribir el libro.»


Y sí, para algunos países del planeta, sobre todo aquellos que hacen parte del primer mundo como los de Europa, Estados Unidos o Canadá, asomarse a la literatura colombiana que ofrece Gabo es descubrir a todo un universo realmente sorprendente, donde la imaginación no parece tener límites. Todo esto, acompañado con un estilo que exige una gran atención.

Desafiando a su ilusión narrativa


El primer reto que tiene todo lector para poder acercarse y disfrutar la obra de García Márquez, es lograr sumergirse en su estilo y dejarse atrapar por el sueño de su narración. El autor de Cien Años de Soledad, hablaba de que era necesario crear una ilusión narrativa a través de las palabras. Una ilusión, que de hecho, lleva el compás mismo de la respiración de la persona.


Por eso, existen frases en la obra de este autor que en cierto sentido se parecen a las de Marcel Proust. Frases de varias líneas enteras, donde las comas no hacen falta y en donde el lector tiene que seguir firme a la descripción del suceso para disfrutar del libro.


Se sabe que el escritor colombiano, gastaba hasta 8 horas de trabajo diario para escribir una sola página, en la cual, según sus propias palabras, no debía faltar ni sobrar ni una sola coma u otro signo de puntuación. Por eso, nada más desde su estilo, leer a García Márquez supone un reto. No es difícil, pero sí exige ser un lector con convicciones para continuar con la lectura.

El poder de su realismo mágico


La ilusión narrativa que construía Gabo a través de sus libros no tenía otra intención que darle una total credibilidad a los acontecimientos de su universo literario. Cuando se posee un estilo eficaz para atrapar a la mente del lector, la presentación de una idea en el texto adquiere un margen de duda bastante bajo.


Lo que ocurre con los libros de este escritor colombiano es que su obra toma como punto de partida todo el imaginario mágico que existe, no solo en la cultura colombiana, sino también en la Latinoaméricana. En Cien Años de Soledad, por ejemplo, te vas a encontrar con una diversidad de sucesos que aparte de ser increíbles le da un matiz más intrigante a su obra.


Es el caso de las mariposas amarillas que acompañan a Mauricio Babilonia, el regreso de la muerte de Melquíades, el fantasma de un padre de familia que permanece bajo un árbol de castaño o el modo en que Remedios, La Bella asciende al cielo envuelta en una sabana. Parecen sucesos imposibles de creer.


Pero lo cierto es que son acontecimientos que sí poseen un fundamento en las creencias populares de Colombia y en una Sudamérica donde la realidad, las leyendas y la ficción se entretejen en la vida cotidiana. García Márquez logra que esa realidad mágica impacte, por lo que si el lector tiene demasiados prejuicios para aceptarla, el deseo de continuar con la ilusión de leer: desaparece.

Dejarse llevar por su narrativa


La única forma de leer bien a García Márquez y disfrutar profundamente su universo, es entregarse a la ilusión que tejen sus palabras y dejar los prejuicios de lado. Lo que ocurre es que este escritor colombiano y premio nobel literatura, va a confrontar los limites de tu realidad.


Por lo que si no estás dispuesto a dejar en sospecha el mundo en que vives, tu mente cuadriculada no te dejará leer sus libros y sus cuentos. La cuestión se simplifica en sentir como su narrativa te va guiando hacia escenarios donde la realidad empieza a fragmentarse, ante el poder de la imaginación; lo realmente difícil es que tu universo personal pueda sobrevivir al poder narrativo de Gabo.

Valora este artículo
(1 Voto)
Artículos Destacados